Equipo de fútbol alemán se financia con apoyo de su hinchada.
El Sankt Pauli de Hamburgo, es un equipo de culto, donde la identidad con el club trasciende los límites meramente deportivos, impregnando a su hinchada tanto en Hamburgo como en otras partes del país de valores y apoyo a su ideología, hasta llegar a apoyar financieramente al equipo.
Conocidos mundialmente por la ideología que consiguieron trasladar a los estatutos del club (opuestos al racismo, al fascismo, al sexismo y la homofobia) o por iniciar los encuentros en su estadio al ritmo del tema de AC/DC, Hells Bells, en St. Pauli, barrio obrero y portuario del norte de Hamburgo, la grada forma parte del club y así lo ha demostrado en su retorno a la segunda división de la Bundesliga.
La necesidad de efectivo para construir una nueva tribuna en el estadio Millerntor y emprender mejoras en el centro de entrenamiento, llevaron al club a lanzar el Bono St. Pauli 2011/2018 con un interés del seis por ciento hasta la fecha de su vencimiento, el 30 de junio de 2018, para lograr financiamiento.
Bono que 5.000 inversores han agotado en menos de cuatro semanas y que supondrá para el club una inyección económica de seis millones de euros. “Ni siquiera los más optimistas contaban con este éxito”, dijo el vicepresidente Tjark H. Woydt. “Es un resultado magnífico para nuestro club y una maravillosa prueba de confianza de los inversores en el trabajo de la directiva”.
St. Pauli, un club “de culto”.
Fue a mediados de los años 1980 cuando el St. Pauli comenzó la transición de un club tradicional a un club “de culto”. De manera espontánea surgieron los ideales anarquistas, comunistas y socialistas por los que se inclina el club y la atmósfera característica de sus partidos. Los hinchas adoptaron el cráneo con huesos cruzados como su propio emblema no oficial. El St. Pauli se convirtió en el primer equipo en Alemania en prohibir oficialmente los símbolos fascistas y las actividades nacionalistas, en una época en que el fascismo inspiraba vandalismo en el fútbol. En 1981, el equipo tenía una asistencia media de sólo 1.600 espectadores por partido: antes de finales de los años 90 ese promedio aumentó a 20.000 espectadores por partido.
Fútbol más allá de la cancha.
El FC. St Pauli hizo su fama por el carácter antifascista de sus hinchas: la mayor parte de los hinchas del equipo se consideran a sí mismos como antirracistas, antifascistas y antisexistas, y esto en ocasiones les ha traído conflicto con neonazis. La organización tiene una postura abierta contra el racismo, el fascismo, el sexismo, y la homofobia y ha incorporado esta posición en sus estatutos. Los partidarios del equipo tradicionalmente participan en manifestaciones en el distrito de St. Pauli, incluyendo aquellos sobre el alojamiento de bajos ingresos como el Hafenstraße y Bambule. El centro de actividad de los fans es el Fanladen St. Pauli.
Fuente

Equipos e hinchadas así faltan en nuestro paí$, donde la verdadera lucha de la “Barra Brava" debiera ser contra el estado, la policía y neonazis de cualquier equipo, de alguna forma hay que concientizar a los hinchas y tratar de no caer en la violencia innecesaria entre barras por solo llevar una camiseta de distinto color.


  1. powernandes reblogged this from unolluvia
  2. craneoism reblogged this from enemigodelmiedo
  3. unolluvia reblogged this from hurtador
  4. katsurandom reblogged this from secuoya
  5. secuoya reblogged this from xfrostx
  6. xfrostx reblogged this from heridodemuerte
  7. hurtador reblogged this from heridodemuerte
  8. heridodemuerte reblogged this from enemigodelmiedo
  9. topografiadelrecuerdo reblogged this from enemigodelmiedo and added:
    Tengo nuevo equipo
  10. enemigodelmiedo posted this
Back to Top